¿Es el Crossfit para mí? -¿Debería hacer algún programa de acondicionamiento antes de empezar Crossfit?

Tabla de contenidos

En cualquier conversación siempre que sale la palabra Crossfit, es muy normal escuchar preguntas como las anteriores. En parte se entiende porque cuando vemos por televisión o en redes sociales la gente que lo practica, se suelen ver muy fuertes y ágiles.

Si nos vamos a la definición que plantea el propio Greg Glassman (Fundador y CEO de CrossFit Inc) se plantea como  “ejercicios funcionales constantemente variados ejecutados a alta intensidad”  y aquí comenzamos a aclarar algunos términos.

La alta intensidad no tiene por qué representar lo mismo para dos personas, si nos vamos por ejemplo a una sentadilla, para una persona hacer una repetición con 30kg puede ser muy intenso mientras que para otra, necesitaría 90kg para que sea intenso.

Si a esto sumamos que la dificultad de cada tarea puede ser “escalada” a la persona que lo realiza, estaría entonces dentro de sus posibilidades realizarlo. Cuando hablamos de un movimiento escalado nos referimos a adaptarlo para que pueda ser realizado. Un ejemplo muy claro podría ser cuando se piden flexiones y hay personas que no pueden realizarlas por lo que las “adaptan” con el apoyo de las rodillas y de esta manera pueden realizar el entrenamiento.

Con esto en mente y según el Crossfit Journal “Las necesidades de los atletas olímpicos y las de nuestros abuelos difieren en grado, pero no en naturaleza. Unos buscan lograr el dominio funcional, mientras que los otros buscan obtener aptitud funcional.”

Con todo esto solo quiero dejar claro dos cosas:

  1. Cualquier persona puede hacer Crossfit, este será adaptado al nivel de cada uno/a
  2. El Crossfit es en sí un entrenamiento para acondicionamiento físico por lo que se puede empezar directamente practicándolo.

× ¿Cómo puedo ayudarte?