Top 3 para adaptar el entrenamiento en mujeres

Tabla de contenidos

Hoy toca el turno de hablar de mujeres y del porqué considero que adaptar el entrenamiento es una gran idea para conseguir los objetivos, así que vamos a ello!!!

TOP 3 RAZONES PARA ADAPTAR EL ENTRENAMIENTO EN MUJERES

  1. Somos muy emocionales y el ciclo hormonal nos altera todas esas emociones:

Te habrá pasado alguna vez que vas al gimnasio y piensas que no tienes ganas de hacer absolutamente nada, quizás piensas quedarte solo en la cinta para “no perder el día” y ya otro día continuamos.

Nuestras emociones son cíclicas por lo que, si sabemos los días en los que nos encontramos de mejor ánimo o por el contrario no nos sentimos bien emocionalmente, podríamos hacer algunos ajustes a nuestro entrenamiento en función de aprovechar mejor cada sesión. Siempre tenemos formas de “predecir” nuestros mejores o peores momentos y ajustar el entrenamiento, es uno de los principios en los que hago hincapié en la formación de entrenamiento en mujeres.

  1. Tenemos mayor resistencia que los hombres:

Las mujeres tenemos una mayor proporción de fibras de tipo I, también conocidas como fibras lentas, estas fibras son las predominantes cuando realizamos esfuerzos de larga duración. Así, si estamos en un programa de mejora de la masa muscular nos beneficiaríamos de realizar series con más repeticiones que las típicas 4×8.

También, en entrenamientos más demandantes aeróbicamente, seremos mucho más eficientes por esta proporción de fibras de contracción lenta.

  1. Nos recuperamos mejor:

Vamos a ponernos en situación, queremos aumentar el peso que levantamos en sentadilla, como sabemos, las mejoras en el entrenamiento son específicas a lo que se entrena, es decir, si quiero aumentar el peso que levanto en sentadillas, tendré que hacer más sentadillas y más pesadas (sin pasarnos).

Para este objetivo, el lunes hago unas series muy pesadas, lo lógico, es recuperarme de esa sesión antes de incluir la sentadilla nuevamente. Aquí viene lo bueno, seguramente el miércoles ya este recuperada y pueda meter una segunda sesión de sentadillas, y el viernes otra sesión más.

Con esto puedo meter sentadillas más veces a la semana y es lo que me va a llevar a mi objetivo. En los hombres, esta recuperación suele ser un poco más lenta, aunque como todo, siempre depende del trabajo realizado en la sesión.

Como vez, muchas veces creemos que cualquier entrenamiento sirve para cualquier persona, pero no siempre es así, saber individualizar es uno de los principios del entrenamiento que más cobra sentido en este momento, lo mejor para ti, lo será solo para ti.

× ¿Cómo puedo ayudarte?